domingo, 7 de junio de 2009

La reproducción




Cuando la mariposa emerge de la pupa, sus alas son blandas y pequeñas. Conforme transcurre los minutos, crecen debido a ciertos movimientos del cuerpo que hace que se extiendan ya que la hemolinfa (sangre de los insectos) fluye por las venas hasta que la mariposa pueda volar.

Las mariposas al emerger puede aparearse inmediatamente, generalmente las hembras son llevadas por los machos.

Posterior al apareamiento alrededor de tres a cuatro días, la hembra puede depositar cientos de huevecillos durante su vida adulta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada